Verificando que mi trabajo en crecimiento personal funciona gracias a mi exposición en Balmaseda

Hoy es el último día de exposición en Horcasitas y he madrugado para escribir este post y dejarlo programado, antes de ir a la visita guiada.


Esta ha sido mi primera exposición y nunca la olvidaré por muchos motivos, pero sobre todo porque para mí no se ha tratado solamente exponer mis cuadros. Ha sido un trabajo personal muy potente y un aprendizaje que me ha ayudado a dar forma, trabajar y asimilar muchos de los conceptos, sobre crecimiento personal, que ya tenía interiorizados. Con el objetivo de testear que realmente el trabajo realizado durante años funciona. Y si ha funcionado en mí, seré capaz de conseguir que funcione en la gente que decida iniciar su viaje al autoconocimiento.


Me decían que llevara mis cuadros a Ibiza, que era el sitio, que allí se venderían bien. Estaba segura de que así sería pero internamente sabía que el objetivo de este proyecto no era únicamente pintar y vender, era muchísimo más. Por ello quería que mi primera exposición fuera en mi Balmaseda natal.


¿Y porqué quería que fuera aquí, en Balmaseda?


El viaje del crecimiento personal te enseña a conocerte a ti mismo, a descubrir miedos, inseguridades a identificar tus luces y tus sobras y de esta forma llegar a ser TÚ mismo. Yo sabía toda la teoría y la había puesto en práctica, pero esta vez quería ir más allá y comprobar "a lo grande" que todo lo que llevaba trabajando durante años funcionaba. Así que fui a por todas:


Quería ser yo misma ¿verdad? Pues lo iba a ser, con mi nombre y apellido, y en Balmaseda, donde he vivido toda mi vida y mucha gente me conoce.


Fijaros, el trabajo que había decidido hacer era potente:


Me enfrentaba a organizar una exposición, algo que nunca había hecho antes (a excepción de en mi propia casa) en un lugar donde me conocen (y por tanto iba a estar muy expuesta), pero hasta ahora nunca en ésta faceta. Con ello trabajaría:


- Salir de mi zona de confort

- Enfrentarme a miedos e inseguridades

- Mostrarme tal y como soy


Mi mente me decía las semanas antes de abrir: "para que te metes tu solita en estos berenjenales, a ver que pasa...igual no gusta y no va nadie..." Afortunadamente, después de años de trabajo, tengo a mi mente, la que normalmente nos boicotea, muy identificada y dije: "CALLA, no voy a permitir que rompas mis planes. Mi corazón de me ha dicho que lo haga y por lo tanto, ¡adelante!"


¿Y qué me decís del miedo a la crítica? Ese siempre está ahí y es algo muy habitual en esta sociedad en la que vivimos. Pero no podemos dejar de ser nosotros mismos por agradar a todo el mundo. Esto nunca va a ser posible ¿no os parece?


Entonces, si quería demostrarme a mi misma que me conozco un poquito más, he superado y he aprendido a manejar miedos, inseguridades y por fin SOY YO MISMA, estaba claro que tenía que enfrentarme de cara a todo esto y exponer en Balmaseda. Con mi nombre y apellido Estíbaliz Romaña, y además abriendo la puerta de mi Alma, mostrándome tal y como soy. Por ello, en las visitas guiadas decidí hablar no solo de cuadros, también de crecimiento personal y de mis propias experiencias.


Y ahora aquí estoy, poniendo en orden mis ideas y reflexiones gracias a este post.


Durante cuatro semanas he estado con vosotros, dando lo mejor de mi, cuidando cada detalle para llegar a vuestro corazón, haceros sentir el momento, invitaros a despertar a la consciencia, a que abráis la puerta al cambio y por supuesto haciendo mi propia terapia.

Y os prometo que ahora mismo se me caen las lágrimas mientras escribo porque he conseguido esto y mucho más. Lo he sentido en cada una de vuestras visitas. Me habéis dicho que tengo la capacidad de llegar al corazón con lo que cuento. Muchos os habéis emocionado durante las visitas porque os ha tocado el alma y algo que teníais dormido se ha despertado. También habéis comprado ese cuadro que os da paz y hace vibrar alto. Porque al final, todos buscamos lo mismo: sentirnos mejor con nosotros, estar en paz, ser felices, soltarnos, ser nosotros mismos y dejar de ser esclavos de normas que nos dicen que es lo que tenemos que hacer, como lo tenemos que hacer y cuando. En definitiva, ser libres y salir de la cárcel que nos hemos creado. Y dejar de pensar que algo nos falta en la vida, porque lo único que falta eres TÚ MISMO.


Por ello, después de éste trabajo, me veo capaz de seguir compartiendo mi conocimiento en crecimiento personal, con el fin de ayudaros con mis talleres y sesiones individuales, a trabajar todo esto de lo que acabo de hablar y he verificado con mi propia experiencia.


Volveré a salir de mi zona de confort porque nunca antes he hecho esto, pero mi corazón me arrastra por este camino. Será un nuevo reto en el que me seguiré conociendo a mi misma, porque el camino del autoconocimiento nunca termina.


Ufff, que no paro de llorar, por todo lo que estoy poniendo en claro y quizás también porque voy a enfrentarme al ultimo día en Horcasitas y no me gustan las despedidas.


Gracias, gracias, gracias a todos los que habéis estado conmigo estas semanas inolvidables, tanto aquí como en la distancia (la energía no entiende de espacio por lo que os he sentido igual de cerca).




62 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
 

©2020 por La Puerta de mi Alma. Creada con Wix.com