Puerta a la vida - Emancípate emocionalmente de tus padres

Cuando me he sentado delante del ordenador para escribir el post de esta semana, no sabía de que iba a hablar esta semana.

Cuando empecé el cuadro "Puerta a la vida", tampoco sabía el significado que realmente iba a tener. Lo adquirió en el momento en el que coloqué el pomo de la puerta.

Por eso he pensado que podría ser el tema para el post de hoy. Os voy a explicar su significado y vais a entender la relación que tiene con el viaje de autoconocimiento y crecimiento personal.


Esta es su historia:


“Puerta a la vida” es una invitación a vivir el momento presente, a vivir aquí y ahora.

Es la puerta que representa los nuevos comienzos. Al abrirla nos adentramos en nuestro mundo interior, un mundo donde somos nosotros mismos, nuestra esencia. Y mostrándonos al mundo tal como somos, reales y auténticos se abrirá la puerta a lo que el Universo nos tiene reservado para nosotros en esta vida.


Para recibirlo debemos estar presentes, sintiendo y escuchando a nuestro corazón, dejando que nos guíe y confiando en nuestra intuición.


Y cuando seamos capaces de hacerlo se hará la magia. Descubriremos cual es nuestro propósito de vida, se darán sincronicidades y llegarán los medios para que podamos cumplirlo.


El valor emocional de este cuadro lo tiene el pomo de la puerta ya que es el original de casa de mis padres.


Tiene casi 50 años y es imposible olvidarlo. Esa puerta que abríamos mi hermano y yo en la niñez cada vez que íbamos al cole, a jugar a la calle, de vacaciones…y siempre dejando atrás los consejos de nuestros padres, sobre nuestra vida, nuestro futuro…


Es nuestra puerta abierta a la vida, con este pomo que recuerda nuestra niñez, adolescencia y que ahora en la etapa adulta sigue con nosotros.


Y es en este momento donde adquiere el significado que tiene.


Abrimos la puerta para salir de casa de nuestros padres pero jamás estará cerrada.

Y este trabajo de introspección tenemos que hacerlo solos, por ello es necesario salir de casa y emanciparnos emocionalmente de nuestros padres.


Porque muchas veces, aunque salgamos de casa de nuestros padres, seguimos enganchados emocionalmente a ellos, al igual que ellos a nosotros. Es cuestión de cultura, de herencia familiar, de seguir haciendo lo que ellos han vivido con sus padres.


Lo que ocurre es que para llegar a ser nosotros mismos, vivir nuestra vida, y ser la persona que estamos destinados a ser, emanciparnos emocionalmente de nuestros padres es algo fundamental.


¿Y en qué consiste esta emancipación?


No significa quererlos menos, o tener una relación menos estrecha, menos cercana.

Todo lo contrario, conseguirlo hará que nuestra relación sea muchísimo mas sana, sin reproches, ni chantajes emocionales, ni dramas.

- Significa estar agradecidos de todo lo que hemos recibido de nuestros padres.

Sea lo que sea, es lo que hemos necesitado para crecer y evolucionar.


- Significa entender que su bienestar emocional no depende de nosotros.

Cada uno tenemos nuestro camino que recorrer y hemos de trabajar en él. Su felicidad no puede depender de nosotros, ni la nuestra de la de ellos.


- Significa comprender y perdonar lo que hemos podido interpretar como sus errores y mirar con gratitud.

Criar a nuestros hijos es una experiencia desafiante y todos lo hacemos lo mejor que podemos, desde nuestro nivel de evolución. Por eso no hay nada que reprochar.


- Significa no intentar cambiarlos.

Hay que tener en cuenta que ellos han vivido en otro momento, otras circunstancias y con una herencia familiar que quizás no se hayan cuestionado. Tienen su propia mochila emocional.

Hay que ser conscientes que ahora vivimos en la era del autoconocimiento y muchos de nosotros nos hemos introducido a ella hace no mucho tiempo, otros estáis empezando.

¡Imaginaros nuestros padres! esto quizás ni les suene y mucho menos lo han tenido al alcance de su mano, nadie se lo ha enseñado.


- Significa ser capaces de vivir nuestra vida sin necesidad de tener su aprobación para todo lo que hagamos.


- Significa aceptarnos, apoyarnos y querernos a nosotros mismos (sin necesitar su aceptación para avanzar), lo que va a fortalecer nuestra autoestima.


Y poniendo ejemplos muy comunes:


- Significa no tener remordimientos por no ir a comer a su casa todos los domingos

- Significa que si hemos "despertado" y comenzamos a cuestionarnos muchas cosas que hacemos por inercia (por poner un ejemplo muy tradicional: bautizar a nuestros hijos o que hagan la comunión), ser capaces de decidir que no lo haremos pues no va alineado con nuestros valores y creencias, independiente de la presión que pueda haber por su parte. Vencer a ese "chantaje emocional" que ellos hacen inconscientemente, porque han sido así educados y quieren lo mejor para nosotros (desde su punto de vista)

- Significa por tanto ser capaces de tomar nuestras propias decisiones libremente, sin sentirnos mal si hacemos algo que no está alineado con sus creencias y forma de pensar.

- Significa ser libres y ser nosotros mismos

- Significa cuestionarnos las creencias que nos han inculcado en base a su educación y cambiarlas si no están alineadas con nosotros y nuestro propósito. Y significa hacerlo desde el corazón, con amor y gratitud por todo lo que hemos recibido....agradecer y liberar.


Estos cambios van también en cadena y al hacerlos conseguiremos que para nuestros hijos sea también más fácil liberarse emocionalmente de nosotros, y nosotros de ellos.

Sin sentir pena porque se hacen grandes y toman sus propias decisiones.

Aceptando que han de vivir su vida y aprender de sus éxitos y de sus errores. Y que nosotros estaremos siempre aquí para acompañarles, para apoyar y no para juzgar.


Así conseguiremos que ellos sean ellos mismos, la persona que están destinados a ser, de la forma más sencilla y natural para ellos.

Con estos cambios, de forma individual, conseguiremos grandes cambios en el Mundo, conseguiremos ser más felices, y entre todos construir un Mundo mejor.


Termino el post con esta foto, de la "Puerta a la Vida" y con las tres generaciones trabajando en esta emancipación emocional de las que os he hablado para conseguir ser más libres y felices.


Gracias, gracias, gracias Universo por habernos destinado a estar juntos en este camino de evolución.







47 vistas
 

©2020 por La Puerta de mi Alma. Creada con Wix.com