Minimalismo mental y de espacios

¿Te complicas demasiado la vida? ¿Le das mil vueltas a la cabeza? ¿Sientes que tu día a día es complicado y que no fluye?


TU: Acabas de tocar mi punto de dolor, tengo siempre esa sensación pero no se hacer las cosas de otro modo.


YO: ¿Y quieres aprender?


TU: ¡Claro! Ya te dije que necesitaba coaching en otras áreas de mi vida.


YO: Bueno, esta vez no vamos a hacer una sesión de coaching. Te voy a hablar de minimalismo mental y minimalismo de espacios para que tu lo adaptes a tu vida actual, si es que vibra contigo lo que te voy a contar.


TU: ¡Te escucho! Creo que necesito simplificar.


YO: ¡Vamos allá!


El estrés surge cuando estamos sobrecargados de tareas que no podemos gestionar por falta de tiempo y de energía. El minimalismo mental se centra en eliminar todo aquello que nos quita tiempo y energía. Te voy a dar alguna de mis claves para tener una mente minimalista:


- Deshazte de la viejo para que llegue lo nuevo:


Dos veces al año, saco de casa lo viejo para que entre lo nuevo (ahora estoy en ello). Cajón por cajón, armario por armario, voy quitando todo aquello que llevo más de un año por utilizar. Hace muchos años que dejé de guardar cosas para "por si acaso" algún días las necesito, tengo comprobado que nunca las he vuelto a necesitar.

Al quitar cosas viejas y que ya no tienen utilidad, las energía fluye y dejamos paso a que nuevas energías entren a nosotros.


- Rodéate solo de aquellos objetos que te dan energía. Libera el espacio y libera tu mente:


Al cambiar la decoración de casa decidí no poner demasiados muebles, solamente los necesarios porque tengo comprobado que cuantos más muebles tenemos, más guardamos, más acumulamos y en la mayoría de veces son cosas que no necesitamos. El tener muchos muebles y muchos objetos (decorativos, libros, jarrones, fotos...) hace que la mente se cargue porque visualmente un espacio recargado agota y agobia.

He comprobado que el quitar las alfombras ha conseguido un efecto mágico, ha quitado un gran peso a la casa, y ha permitido que la energía fluya y esto se percibe en el estado de ánimo incluso en las relaciones.

Rodéate solo de aquellos objetos que te dan energía. Libera el espacio y libera tu mente.


- Colores claros y paredes poco recargadas:


La decoración con colores claros (gris claro, ocre...) aportan muchísima serenidad. Estar rodeado de paredes con papeles recargados agobia visual y mentalmente y todo lo que recargue el espacio recarga tu mente. Quizás no nos hemos parado a pensarlo porque hay modas que defienden esta decoración recargada, pero si lo compruebas te aseguro que vas a notar el alivio de rodearte de colores que te aportan serenidad.


- Elimina obligaciones de tu vida:


Nos creamos obligaciones que no necesitamos y no nos ayudan a conseguir nuestras metas. Para identificarlas observa tu lenguaje interior e identifica todas las veces que dices "tengo que hacer". Por cada "tengo que" plantéate si eso que ves como una obligación realmente lo es o si puedes prescindir de ello. Si puedes prescindir, hazlo y si necesitas delegar, delega.


- Aléjate poco a poco de quien resta en tu vida, de quien te descarga la energía y no te aporta:


Rodéate de quien suma. Al principio puedes sentirte sólo, te estás alejando de relaciones que ocupaban tu tiempo, pero esto es igual que lo que he explicado antes con la casa: deja espacio para que entre lo nuevo, en este caso, gente nueva que sume en tu en tu vida.

- No pongas la falta de tiempo como excusa para no conseguir lo que deseas:


Di no a las tareas innecesarias, a las actividades que nunca te llevan a nada y a los ladrones de tu tiempo. Define cuales son tus prioridades y siempre tendrás tiempo para ellas ¿Recuerdas que la semana pasada no tenías tiempo para hablar conmigo y cuando te diste cuenta del beneficio querías seguir y ahora estás aquí?


TU: Así es, cuando tienes claras tu prioridades te das cuenta de que el tiempo que necesitas lo tienes.


- Busca momentos de silencio y desconecta del mundo:


Disfruta de la naturaleza, del monte de la playa, lee un libro, medita a primera hora cuando todos están dormidos igual que hago yo. Busca tu fórmula, no todos somos iguales ni necesitamos lo mismo, tú vas a ser consciente de que es lo que te da paz y tranquilidad. Escucha a tu corazón

.

- Practica el movimiento slow:


Come lento, camina lento. Revisa todas las cosas que haces de forma rápida, se consciente de ello y reduce la velocidad, podrás disfrutar con más del aquí y ahora.


- Haz las cosas de una a una:


Si estás hablando con alguien estate a la conversación ,escucha atentamente y no mires el móvil. Si estás viendo una peli, mira la peli y olvídate del móvil. Si estás cocinando, concina, no mires la TV ni el móvil...y así puedo seguir hasta mañana porque fíjate cuantas cosas hacemos a la vez. Nos han vendido que debemos ser multitarea y esto no es beneficioso para la salud metal. Las cosas de una en una por favor y verás lo bien que te sienta (lo mismo en casa que en el trabajo)


- Haz detox tecnológico:

Cuando vayas a dormir deja el móvil y el portátil en otra habitación te ayudará a descansar. Nunca tengas una TV en tu habitación y si la tienes no te duermas con ella encendida. Esto no ayuda al descanso y para sentirnos bien y llenos de energía el dormir bien es la base.


- Fluye:

No planifique tanto, te lo digo yo que siempre he sido muy dada a planificar toda mi vida y todos mis planes. Cuando te dejas fluir, llega a tu vida todo lo que necesitas en este momento. Me encanta esta frase: "Cuando fluye....es por ahí"


TU: Sinceramente tengo que decirte que todo lo que me estás contando es muy cierto y son cosas básicas pero fíjate, nunca me había planteando ponerlas en práctica. Al final, lo que necesitamos es tener cerca a alguien que nos ayude a ser conscientes y a abrir la puerta al cambio.

¡Gracias, gracias, gracias por estar aquí, conmigo y dándome tantas pistas!


YO: Gracias a ti y a todos por estar aquí cada Domingo.


ABRAZO DEL ALMA.






72 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
 

©2020 por La Puerta de mi Alma. Creada con Wix.com