El miedo paraliza y no deja pasar de pantalla

Actualizado: oct 12

Miedo al cambio, Miedo a salir de nuestra zona de confort, Miedo al qué dirán, Miedo a no ser capaz, Miedo a fracasar, Miedo a ser ridiculizado, Miedo a salirnos del rebaño y ser diferentes que el resto, Miedo a enfrentarnos a nuestros Miedos, Miedo a cuestionarnos a nosotros mismos y a nuestras creencias. MIEDO A DESPERTAR. Miedo, Miedo, Miedo.


¿Os habéis parado a pensar cuántos Miedos con mayúscula tenemos?


Todos estos miedos viven con nosotros y pueden vivir toda una vida si no decidimos pasar a la acción y tomar las riendas de nuestra vida. 


Una de las bases del autoconocimiento es cuestionarnos a nosotros mismos, nuestras creencias y nuestra forma de actuar. 

A priori puede parecer complicado porque estamos muy acostumbrados a vivir por inercia y a no cuestionarnos si realmente estamos alineados con unas creencias que nos han inculcado desde pequeños. 

El gran cambio empieza cuando decidimos no tener miedo de cuestionarnos.

Y si  lo que vemos no nos gusta, ser valientes y no tener miedo a cambiar nuestros hábitos, creencias, formas de actuar, rutinas, es la clave.

Sin tener miedo al "qué dirán" especialmente en nuestro círculo más cercano.

En definitiva, no tener miedo a salir de nuestra zona de confort y no tener miedo a fracasar. Porque ¿qué es el fracaso? El fracaso es una gran creencia limitante que está en nuestra mente. Si no nos apegamos al resultado nunca fracasaremos, porque pase lo que pase en el camino, el aprendizaje habrá merecido la pena.


Como siempre vamos con los ejemplos, primero con el mío y luego unos deberes para todos los que sintáis que hacerlos os va a beneficiar.

Podría poner muchos ejemplos pero me voy a centrar en el más cercano, el que más relacionado está con mi momento más intenso de despertar, autoconocimiento y desarrollo personal.


Como sabéis empecé a pintar hace dos años, sin conocimiento alguno de pintura, sin experiencia, soy autodidacta, y nunca antes me había relacionado con mi faceta artística. El autoconocimiento forma parte de mi vida desde hace muchos años y pienso que es el camino a la felicidad por lo que ayudar a quién no haya decidido dar el paso a hacerlo es parte de mi propósito. Me encanta escribir, comunicar y compartir en redes sociales (estudié Marketing y lo llevo en la sangre).

Todo esto que os cuento era algo mío, que poca gente conocía y lo guardaba para mí. Hasta que decidí hacer lo que me dictaba el corazón sin tener miedo a nada. Fijaros todos los miedos que podría haber tenido antes de compartir mi obra y mi historia con vosotros: 

- Miedo a la crítica de mi obra debido a  que no tengo formación en pintura ni experiencia 

- Miedo a compartir mi historia por el "qué dirán"

- Miedo a grabar vídeos porque alguien podría ridiculizarme

- Miedo a hacer un Blog sobre crecimiento personal porque nunca antes había hablado de ello

- Miedo a salir de mi zona de confort porque tengo mi trabajo oficial, mi casa, mi familia y como mucha gente me pregunta:

 "¿De dónde sacas el tiempo y la energía?"

Cuando algo te apasiona tienes tiempo para ello y la gran energía que provoca hacer lo que realmente te gusta mueve montañas. Menos sofá, menos netflix, planes más seleccionados...Eso sí priorizando siempre a mi familia y el tiempo que necesito para mí, para estar serena e inspirada (tiempo para meditar cada mañana -duermo menos y medito más-, tiempo para baños de mar o paseo por sitios verdes).

- Miedo al fracaso del proyecto

Os puedo decir que todos estos posibles miedos los estoy plasmando según escribo este post porque nunca me los había planteado ni los he tenido.

¿Creéis que si hubiera tenido todos estos miedos me hubiera embarcado en este proyecto?

¿Creéis que lo hubiera compartido, o se hubiera quedado para mí o como mucho para mi círculo más cercano?


Sin parar a pensarlo empecé a compartir porque:

- Es algo que sale de mi corazón y no tengo miedo al qué dirán, porque pienso que mi historia puede inspirar y motivar a muchos a descubrirse a si mismos.

- No tengo miedo a salir de mi zona de confort porque tengo claro que si no lo haces no vives tu vida.

- Tampoco tengo miedo al fracaso porque no me apego al resultado.

Todo proyecto te hace recorrer un camino, te trae situaciones y personas que te hacen crecer y aprender. Por ello nunca hay fracaso, hay aprendizaje. Además estoy totalmente convencida que cuando haces algo desde el corazón el resultado llega. Cuando dejas que te guíe tu corazón en vez de tu mente, siempre llega la abundancia a tu vida.


He compartido un NO MIEDO pero no siempre es así. Os puedo decir que estuve muchísimos años sin conducir por miedo, el miedo me paralizaba, hasta que conseguí vencerlo y ahora no puedo vivir sin conducir. En esa época me autoengañaba pensando y diciendo que no necesitaba un coche. El miedo nos hace negar la realidad y engañarnos a nosotros mismos.


Ahora os toca a vosotros: 


Os invito a hacer una lista con todos vuestros miedos. Solo la vais a ver vosotros por lo que la sinceridad es muy importante. 

El primer paso, la clave, es ser consciente de ellos. Al ser conscientes, cada vez que se de una situación en el que aparezca ese miedo, ya lo tenemos identificado. 

El siguiente paso es hacer desaparecer el miedo. ¿Cómo? Piensa que la vida es pasar pantallas y si no la pasas te vas a quedar siempre en la misma (esta frase la tengo grabada porque hace muchos años se la dijo mi hermano a mis hijas).

¿Os acordáis lo divertido y gratificante que era pasar la pantalla de nuestro vídeo juego favorito? Pues en la vida es aún mejor. ¿Os vais a perder lo que hay en las próximas pantallas?

¡Adelante! ¡Fuera miedos! Es hora de vivir vuestra vida.

Para terminar el ejercicio, cuando lo sintáis QUEMAR VUESTRA LISTA DE MIEDOS. Es algo simbólico que os va a ayudar a que desaparezcan y a avanzar.

Me gustaría muchísimo que compartáis conmigo si el ejercicio os ha gustado, si os ha servido y si habíais planteado esto antes.

Un abrazo enorme y feliz Domingo.



 

©2020 por La Puerta de mi Alma. Creada con Wix.com